Páginas vistas en total

jueves, 16 de mayo de 2013

Pretorianos: La Batalla de Rorke´s Drift




Hola a todos hoy un articulo, que aúna historia y trasfondo.
Gracias a la película Zulú (1963), conocemos, en versión Hollywood, lo que paso en esa batalla. Recapitulemos.


Era el 22 de enero de 1879, llegan las primeras noticias de que las fuerzas británicas habían sido masacradas en Isandhlwana, y que parte de ese ejército se dirigía hacia un pequeño puesto británico, ubicado en Rorke´s Drift. En realidad este puesto era una granja donde habían instalado un pequeño hospital y una misión religiosa.



 El puesto estaba dirigido por tres oficiales, el teniente John Chard, de los Ingenieros reales, recien llegado para supervisar unas obras que se estaban realizando, el teniente Gonville Bromhead y el comisario de Intendencia James Langley Dalton. Los tres, al recibir estas noticias decidieron quedarse en el puesto y defenderlo.


Los zulues, armados con armas de fuego que les habían sido arrebatadas a los soldados muertos en la batalla. Ademas, los oficiales británicos tomaron la decisión de quedarse, ya que una columna de de carros cargados de heridos seria un objetivo fácil para los zulues.
Los zulús sumaban una fuerza de unos 4000, mientras los británicos que estaban en el puesto, sin contar los heridos eran unos 100.
Prepararon defensas, así como unas barricadas y fortificaron los edificios para preparar la defensa del lugar.
 
Después de la deserción del Contingente Nativo, unos 140 soldados, de los cuales había unos 30 heridos, 80 soldados operativos, como fuerza cohesionada.
Poco después  desde un tejado es divisada una columna de entre 4000 y 6000 zulues. las avanzadillas empezaron a avanzar y atacaron el puesto desde el sur, donde estaban el hospital y los almacenes.

 

Dispararon a 500 yardas, con lo que las bajas en el lado zulú fueron muy numerosas. La primera oleada fue barrida junto a la muralla, pero un grupo de zulúes, armados con viejos mosquetes, desde unas colinas cercanas, disparaban contra los británicos.


Mientras en el norte, el teniente Bloomhead y el ayudante de campo Dalton se vieron envueltos en una lucha cuerpo a cuerpo con los guerreros. Tras varios intentos de introducirse en el perímetro e intentar apoderarse de las armas de los británicos  fueron finalmente rechazados.

Pese a ello, el fuego desde las colinas de los zulúes causaba bastantes bajas en los británicos  por lo que el teniente Chard dio la orden de retirada al siguiente puesto defensivo. Muchos soldados fueron heridos, incluidos algunos oficiales del Contingente Nativo que no se habían ido.


Pero en la retirada, dos salas del hospital fueron aisladas, además de ser bastante difíciles de defender, ya que si los defensores sacaban las armas para disparar, los zulúes las tomaban y sino estos introducían sus armas para disparar al interior. Así que uno de los soldados practicó un butrón para huir del feroz ataque al que estaban siendo sometidos, pudiendo escapar varios heridos de esa parte del hospital, aunque varios fueron asesinados en el ataque.



Se reunieron en otra zona con entre otros el soldado Hook. Mientras tanto, los británicos volvían a hacer lo mismo, otro butrón, y Hook los mantenía a raya disparándoles, dando así tiempo a sus compañeros para pasar a una sala contigua. Continuaron avanzando hasta llegar a una ventana, desde la cual huyeron, de once pacientes, nueve, con lo que esa zona de ataque fue cerrada.



Con la llegada de la noche, el ataque se recrudeció. Los zulúes les atacaban con todo lo que tenían a su disposición, desde armas de fuego a sus lanzas, llamadas azagayas. Pero los británicos resistían, durante toda la madrugada el ataque.

Los defensores tenían bajas, 15 hombres muertos y 8 heridos graves, pero las bajas en el lado zulú eran más graves aún.



Pero con la llegada del día  los defensores vieron que el enemigo había desaparecido, dejando detrás de si un gran número de cadáveres. Contaron hasta 370. Se enviaron patrullas de reconocimiento, pero no encontraron nada, apareciendo solo un grupo de guerreros zulúes que, tras seis días de marcha, llegaron agotados, retirándose por donde habían venido. 



Unas horas más tarde, apareció una columna comandada por Lord Chelmsford, dándose así fin a la batalla. 


Los héroes fueron condecorados con el más alto honor británico, la Cruz Victoria. A continuación pongo la lista de los galardonados:

  • Cabo William Wilson Allen
  • Teniente Gonville Bromhead
  • Teniente John Rouse Merriott Chard
  • Comisario ayudante de campo James Langley Dalton
  • Soldado Frederick Hitch
  • Soldado Alfred Henry Hook
  • Soldado Robert Jones
  • Soldado William Jones
  • Cirujano Mayor James Henry Reynolds
  • Cabo Christian Ferdinand Schiess
  • Soldado John Williams
El comisario Dalton no fue galardonado en un primer momento, pero lo fue un año después, tras una protesta e innumerables testimonios que lo identificaron como el artífice principal de la defensa de Rorke's Drift.
Así, la batalla de Rorke´s Drift ha pasado a los anales de una de las mayores heroicidades del ejército británico durante la guerra anglo-zulú.
Bibliografia: Wikipedia.

4 comentarios:

  1. Muy interesante no tenia conocimiento de esta batalla para ser sincero... pero recuerda un poco al álamo no? por lo poco que eran y el espacio en que defendían.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, recuerda un poco.
    Quizas esta batalla por alla no sea muy conocida, pero aqui en España si, más que nada, todo hay que decirlo, por la pelicula de 1963 de Michael Caine, de la cual hablare en próximos artículos. Es más he de decirte que incluso a finales de los 80 se saco un juego de ordenador, muy complicado y dificil de manejar por cierto, en el cual debias de defender y aguantar la posición.
    Todo lo que esta en este articulo esta sacado de la Wikipedia, asi que alli odras corroborar datos.
    Eso si, te recomiendo que veas la pelicula, es muy épica e interesante.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo ¿Las miniaturas son tuyas?

    ResponderEliminar
  4. No, ojála fueran mias. Tengo algunas, de Warlord, tanto de plástico como metálicas, estan en otros articulos del blog.
    De todas formas, en un futuro quiero seguir comprando algunas más para hacer con ellas un ejercito Pretoriano. Tambien más adelante intentar hacer algun trasfondo que llevo un tiempo trabajando, basado en esta batalla.

    ResponderEliminar